La Fiscalía peruana ha solicitado este miércoles que el expresidente Pedro Pablo Kuczynski abandone el arresto domiciliario y regrese a prisión preventiva, al considerar que el antiguo mandatario ha incumplido las normas establecidas al recibir visitas en su vivienda.

Kuczynski, investigado por las labores de consultoría que realizaron dos de sus empresas –Westfield Capital y Firts Capital– al gigante Odebrecht, se encuentra desde abril bajo arresto domiciliario, después de que la propia Fiscalía accediese a dicha medida tras unos problemas médicos del expresidente.

Sin embargo, ahora el fiscal José Domingo Pérez ha pedido que se dé marcha atrás al arresto domiciliario. Pérez ha asegurado en un escrito remitido al tribunal que Kuczynski incumplió las directrices marcadas al recibir en su casa a varios congresistas y exministros.

Según el fiscal, estas visitas vulneraron “la prohibición de comunicaciones con testigos en todas las investigaciones que lleva a cabo el representante del Ministerio Público” y ponen en cuestión su “delicado estado de salud”, informan medios locales.

El abogado de Kuczynski, César Nakazaki, ha negado que su cliente incumpliese “la prohibición de hacer reuniones sociales”. “El sentido común y la experiencia social permite diferenciar de visitas de amigos, máxime si como es público PPK vive hoy solo, pues su familia radica en el extranjero”, ha alegado en Twitter.

El Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria analizará el viernes la solicitud del Ministerio Público, según ha confirmado Nakazaki en dicha red social.

Europa Press.

Comments

Comments are closed.