La crisis en Venezuela ha hecho que el humor ayude sobrellevar la situación, pues los venezolanos siempre han tenido la capacidad de convertir catástrofes en bromas para mitigar el impacto.

Según reseñó Bloomberg, es “tradición” en el país hacer bromas ante situaciones complejas, dado que los venezolanos son “ruidosos, irreverentes, informales y muy graciosos”.

Sin embargo, los comediantes que aún se encuentran en el país están teniendo su momento, pues prácticamente todas las noches llenan los espacios en los que se presentan.

Camila Mirabal, una joven de 23 años que trabaja en recursos humanos, precisó que “los comediantes son las nuevas celebridades“. Refirió que salir a cenar o incluso al cine es costoso para la mayoría, y no hay mucho más que hacer para entretenerse.

Comments

Comments are closed.