LATAM Airlines registró unas pérdidas de 122,8 millones de dólares (110,19 millones de euros) en la primera mitad del año, un 6,3 por ciento más que los ‘números rojos’ registrados un año antes, tras un segundo trimestre afectado por la crisis económica en Argentina y la depreciación de su moneda, que lastró sus cuentas.

El mayor grupo aéreo latinoamericano, fruto de la fusión entre la chilena LAN y la brasileña TAM de la que se cumplen siete años, perdió 62,8 millones de dólares (56,35 millones de euros) en el segundo trimestre del año, lo que supone un aumento del 69,8 por ciento de los ‘números rojos’ contabilizados en el mismo periodo de 2018.

De enero a junio, su volumen de negocio ascendió a 4.895 millones de dólares (4.392 millones de euros), lo que supone una caída del 3,8 por ciento respecto a los seis primeros meses de 2018. En el segundo trimestre (abril-junio), sus ingresos sumaron 2.369 millones de dólares (2.125,8 millones de euros), apenas un 0,5 por ciento más.

Los ingresos por capacidad disminuyeron 12,1 por ciento en el segundo trimestre, principalmente por la caída de la demanda de vuelos en Argentina, a lo que se añade el exceso de capacidad en las rutas desde Brasil hacia Europa.

“Esto viene muy influenciado por todo lo que estamos viendo del mercado argentino“, dijo Ramiro Alfonsín, vicepresidente de Finanzas de LATAM, al presentar los resultados a periodistas, según recoge Reuters.

Por el contrario, el grupo aéreo elevó un capacidad en el mercado doméstico de Brasil, que representó el 29,6 por ciento del total de los ingresos por pasaje en el segundo trimestre.

De enero a junio, su beneficio operativo en los seis primeros meses retrocedió un 62 por ciento, con un resultado positivo de más de 122,3 millones de dólares (109,7 millones de euros), mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 825,6 millones de dólares (740,8 millones de euros), un 18,2 por ciento menos. En el último trimestre, el Ebitda fue de casi 392 millones de dólares (351,7 millones de euros), un 0,5 por ciento más.

Por el lado de los gastos, el grupo registró unos costes operativos de 4.772 millones de dólares (4.281 millones de euros) en los seis primeros meses del año, un 0,2 por ciento más. La mayor partida fue la del carburante que creció un 4,6 por ciento, hasta los 1.467 millones de dólares (1.316 millones de euros). En el segundo trimestre, los costes por carburante crecieron un 5,2 por ciento y un 2,7 por ciento el alquiler de aviones.

PLAN DE FLOTA

El grupo aéreo, que opera en Chile, Brasil, Argentina, Colombia, Ecuador, Paraguay y Perú, recortó sus compromisos de flota para 2019 por retrasos en aviones, que actualmente ascienden a 1.197 millones de dólares (1.074 millones de euros), con aproximadamente 676 millones de dólares (606,5 millones de euros) en gastos de capital estimados.

Para 2020 los compromisos de flota esperados ascienden a 708 millones de dólares (635,2 millones de euros), indica la compañía, que asegura que trabaja “constantemente para ajustar su flota al entorno de demanda actual, para optimizar su utilización y así maximizar la rentabilidad”.

Europa Press.

Comments

Comments are closed.