El presidente estadounidense, Donald Trump, ha asegurado este lunes que Estados Unidos está “aprendiendo mucho” de la explosión el pasado jueves de un “propulsor experimental” para misiles en las instalaciones nucleares de la base militar de Arjanguelsk, en el noroeste de Rusia.

“Estados Unidos está aprendiendo mucho de la fallida explosión de misiles en Rusia. Tenemos tecnología similar, aunque más avanzada“, ha señalado el mandatario estadounidense a través de su cuenta en la red social Twitter.

Al menos siete personas murieron, entre ellos cinco civiles y dos militares, por la explosión, según confirmó el Ministerio de Defensa.

Los dos militares fallecieron en la misma explosión que provocó la muerte a otros cinco empleados de la compañía energética estatal Rosatom, cuyos cuerpos acabaron en el mar por la violencia de la onda expansiva.

Los empleados estaban utilizando “fuentes de energía basadas en isótopos” para alimentar el motor. La búsqueda de los cuerpos de los empleados ya ha terminado, sin resultados.

Rosatom también anunció que brindará asistencia financiera a las familias de los empleados muertos. Por su parte, las autoridades no tienen constancia de radiación en la zona.

Europa Press.

Comments

Comments are closed.