Un niño de apenas 10 años de edad, de nombre Brayan Navarro, fue vilmente asesinado a tiros en el carro de sus padres cuando se dirigían de regreso a casa en Puerto Ordaz, estado Bolívar.

La familia venía de recoger al pequeño de una práctica futbolística, cuando fue interceptada por delincuentes, quienes acabaron con la vida del infante en un intento de robo. Jugaba en Mineritos, la escuela del equipo Mineros de Guayana.

Comments

Comments are closed.