La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) celebraron la decisión de Colombia de otorgar la nacionalidad colombiana a los hijos de venezolanos nacidos en su territorio, una medida que se comprometieron a apoyar financieramente.

El Gobierno colombiano ha dado un gran paso“, subrayó en rueda de prensa el portavoz de ACNUR, Charlie Yaxley, mientras que su homólogo de la OIM Joel Millman añadió que el presidente colombiano, Iván Duque, y el Ejecutivo de ese país confirman con ello “su compromiso con los derechos humanos y las convenciones internacionales”.

La medida anunciada el lunes beneficiará a unos 24.000 niños nacidos en suelo colombiano de padres venezolanos desde el 19 de agosto de 2015 y entrará en vigor el próximo día 20.

Hasta ahora un niño nacido en Colombia sólo podía recibir esa nacionalidad si uno de sus progenitores la poseía también o, en el caso de padres extranjeros, si tenían regularizada su situación, un requisito que no cumplían muchos de los 1,4 millones de migrantes venezolanos que viven en el país vecino.

Ello dejaba a miles de niños en situación de apátridas, dado que muchas familias venezolanas en Colombia que huyeron de la crisis económica y política no podían tampoco inscribir a sus recién nacidos como ciudadanos venezolanos en consulados de su país.

La principal razón es que en este momento Venezuela no dispone de consulados en Colombia a raíz de que ambos países rompieran relaciones y el Gobierno de Duque reconociera como presidente interino de ese país al jefe del Parlamento, el opositor Juan Guaidó.

La medida del Ejecutivo colombiano tiene carácter urgente, temporal y excepcional, por lo que cuenta con una vigencia de dos años, aunque se puede acortar si cesan las circunstancias que impiden el registro de los menores como venezolanos.

Según estadísticas divulgadas hoy por la OIM, sólo unos 660.000 de los venezolanos que viven en Colombia (principal destino de los más de cuatro millones de personas que han dejado Venezuela en los últimos años) tienen su situación regularizada con un Permiso Especial de Permanencia.

Otros 600.000 cuentan con permisos especiales expedidos por las autoridades colombianas específicamente para atender la inmigración venezolana, lo que deja alrededor de 140.000 venezolanos aún en situación irregular, siempre según las estadísticas de OIM.

Colombia, Suramérica, han mostrado generosidad a la hora de integrar a esta población venezolana y trabajamos con todos estos gobiernos en darles apoyo en este sentido”, señaló el portavoz Millman. EFE

Comments

Comments are closed.