La empresa alemana SEDO, dedicada a la compra-venta de nombres de dominio de internet del mundo, ha suspendido este martes todas las cuentas de los venezolanos por las sanciones impuestas por el presidente norteamericano Donald Trump a Venezuela.

Según un comunicado enviado a los suscriptores venezolanos, las cuentas fueron suspendidas con efecto inmediato: “Por el momento, Sedo ya no brinda servicios a clientes en su país porque el sistema financiero de USA lo considera de alto riesgo”.

“El gobierno de USA aplica sanciones económicas y comerciales basadas en la política exterior y los objetivos de seguridad nacional contra países y regímenes extranjeros seleccionados, terroristas, narcotraficantes internacionales, aquellos involucrados en actividades relacionadas con la proliferación de armas de destrucción masiva y otras amenazas para el país. Esto tiene un impacto directo en nuestras relaciones comerciales y las de nuestra subsidiaria en los Estados Unidos. Por lo tanto, hemos promulgado una política de no participar en transacciones financieras, ya sea relacionadas con ventas de dominios o estacionamiento de dominios, con clientes en su país“, señalan.

Asimismo, destacan que si tienen dominios se cambiarán automáticamente a “no está en venta” y manifiestan que en caso de que las sanciones “se relajen, esperamos reanudar la relación comercial”.

Comments

Comments are closed.