Ante a la dramática situación que vive el sector hostelero venezolano, acosado por impuestos y la corrupción de funcionarios corruptos que extorsionan a los dueños, proliferan los restaurantes clandestinos en Caracas como muestra de los tantos emprendimiento en auge en medio de la crisis.

“Sitios escondidos en una Caracas insegura y apagada por las noches. Pequeñas islas exclusivas que aguardan a los paladares exquisitos que puedan permitírselos. Cada uno de estos locales cuenta la historia de una economía maltrecha, una ciudad violenta y una burocracia imposible. Incluso la huella dolorosa de quien vio a toda su familia partir”, refiere un artículo de la periodista Alicia Hernández para El Confidencial.

Sobre esto, Ligia Velásquez, experta en gastronomía, señaló que la idea de estos locales clandestinos no es nueva, y que se han visto en varios países e incluso en otras épocas. En el caso de Venezuela, los dueños de dichos negocios buscan esquivar procesos administrativos que están plagados de corrupción. También evitan los costos de alquiler y mantener un local equipado en un país que, de facto, se ha dolarizado. Igualmente, el elemento de mercadotecnia.

Lea el artículo íntegro aquí

Comments

Comments are closed.