Los excancilleres chilenos José Miguel Insulza y Heraldo Muñoz expresaron este lunes su rechazo a las advertencias del gobernador de la región peruana de Tacna, Juan Tonconi, de “recuperar” la vivienda que ocupa el consulado de Chile, ante el malestar generado por cientos de venezolanos que tramitan su visa.

El exjefe de la diplomacia chilena Heraldo Muñoz respondió hoy que “el gobernador de Tacna no tiene autoridad para hacer salir al consulado de Chile de la casona que ocupa” y llamó al Gobierno a expresarle a Perú “su malestar y protesta por estas declaraciones inamistosas”.

Tonconi advirtió el domingo a Chile que iniciará los trámites “para recuperar” la casona que ocupa su consulado en Tacna, fronteriza con la ciudad chilena de Arica, tras asegurar que le ha exhortado a solucionar el problema generado entre los vecinos por el trámite migratorio de cientos de venezolanos.

El gobernador anunció que de no tener una respuesta positiva a su petición dará inicio al trámite de recuperación del local del consulado chileno.

Por su parte, el senador y exministro de Relaciones Exteriores chileno José Miguel Insulza señaló en declaraciones a radio Cooperativa que “el tema del consulado hay que resolverlo por la vía diplomática“.

El gobernador no tiene nada que ver en esto. Realmente es un tema que se tiene que conversar entre las cancillerías y ojalá lo hagan luego””, aseveró Insulza, ex secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Hasta la fecha, Chile exige dos tipos de visas a los ciudadanos venezolanos según sea el motivo por el que quieren ingresar: la visa de responsabilidad democrática y el visado consular de turismo.

La primera es para los que quieren radicarse en el país, mientras que el segundo, establecido el pasado 22 de junio, se exige para aquellos que quieren entrar por motivos recreacionales, a los que habilita la estancia por un periodo máximo de 90 días y no les permite realizar actividades remuneradas.

Chile es el tercer principal país de acogida de venezolanos, con unos 288.200, quienes se han convertido en la mayor comunidad de inmigrantes del país, con el 23 % de todos los extranjeros.

Los venezolanos, con 1.536 casos, también encabezan las entradas ilegales a Chile este año, seguidos de cubanos (928), dominicanos (831), bolivianos (442) y colombianos (230), mientras los inmigrantes de otras nacionalidades sumaron 288 casos, de acuerdo con registros de la Jefatura Nacional de Migraciones y Policía Internacional.

La magnitud de la crisis de Venezuela hace que al menos 5.000 personas abandonen diariamente ese país, con lo cual se calcula que los migrantes pueden superar los 7,5 millones el año próximo, según datos presentados por la OEA en junio pasado.

Cálculos de la ONU indican, además, que cerca de 2,3 millones de venezolanos han abandonado su país debido a la crisis política, social y económica. EFE

Comments

Comments are closed.