Los delegados del jefe del Parlamento, Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de cincuenta países, volverán a Barbados para continuar con la negociación iniciada en mayo con el Gobierno de Nicolás Maduro, y que es auspiciada por Noruega.

“Delegación designada por el Presidente encargado, Juan Guaidó, retorna a Barbados para continuar, de manera expedita, con el mecanismo de negociación de Oslo para lograr el cambio que le ponga fin al sufrimiento de los venezolanos”, dijo en Twitter el Centro de Comunicación Nacional, órgano que coordina las comunicaciones del líder opositor.

La delegación opositora en el diálogo está integrada por el segundo vicepresidente del Parlamento, Stalin González, el exalcalde del municipio caraqueño de Baruta Gerardo Blyde y el exministro de Transporte y Comunicaciones Fernando Martínez Mottola (1992-1993).

Más temprano este lunes, el ministro de Comunicación Jorge Rodríguez informó por su parte la llegada de la delegación por parte del chavismo a la isla.

“Seguimos con el planteamiento fundamental del presidente Nicolás Maduro: un diálogo permanente para la paz (…), para la resolución constitucional y democrática de las controversias políticas”, dijo al anunciar en un video el arribo de la comitiva gubernamental.

Rodríguez se encuentra en la isla caribeña junto con el canciller Jorge Arreaza, el gobernador Héctor Rodríguez y otros dos representantes del oficialismo, entre ellos Larry Devoe, del estatal Consejo Nacional de Derechos Humanos.

La nueva ronda de conversaciones continuará, tal y como lo había anunciado el Ministerio de Exteriores de Noruega, después de que las partes realizaran consultas en Caracas para “avanzar en la negociación”.

El Gobierno y la oposición sostuvieron encuentros la semana pasada durante tres días para abordar seis temas que, según la Administración de Maduro, fueron “acordados”.

Sin embargo, los temas tratados en las reuniones no han sido revelados.

En los encuentros de la semana pasada también se acordó la creación de una mesa permanente que trabajará de manera “continua y rápida” con el fin de llegar a un acuerdo.

A la ronda de esta semana las partes volverán en medio de denuncias que giran en torno a la detención de dos escoltas de Guaidó, a quienes el Gobierno acusó de supuestamente intentar vender cinco fusiles que fueron robados del parque de armas de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), un componente de la Fuerza Armada.

Pero el líder opositor ha denunciado que se trata de un “montaje” de la Administración chavista para involucrarlo.

Venezuela atraviesa por un alto pico de tensión política desde enero pasado, cuando Maduro juró otro período de 6 años que no reconocen la oposición y parte de la comunidad internacional porque a los principales líderes opositores se les impidió participar en esos comicios.

En respuesta, Guaidó se proclamó presidente interino alegando unos artículos de la constitución venezolana. Agencias

Comments

Comments are closed.