La embajadora de Venezuela en la República Checa designada por el presidente encargado Juan Guaidó, Tamara Suju, denunció este viernes ante la Organización de Estados Americanos (OEA) una serie de atrocidades a las que habría sido sometido el capitán de fragata Rafael Acosta Arévalo, quien fue sepultado esta semana por el Estado venezolano tras ser torturado hasta la muerte bajo custodia.

Indicó que el militar, junto a otros detenidos por la misma causa, fueron llevados a una zona boscosa de Caracas para ser torturados.

Lo colgaron desnudo con las manos atadas en un árbol, con los ojos vendados con un cartón. La escena parece sacada de una película de horror, donde varios seres humanos estaban colgados uno atrás del otros escuchando como gritaban sus compañeros. Le dispararon cerca del oído para que perdiera la audición y le echaron ácido encima”, expresó Suju, quien también es abogada defensora de Derechos Humanos, en una rueda de prensa ofrecida desde la OEA.

Sostuvo que, además de venezolanos, hay cubanos involucrados directamente en las torturas a presos políticos. La dictadura de la isla caribeña es la más estrecha aliada del chavismo en Venezuela.

“Entre los patrones están la utilización de una cava de refrigeraciones para congelar a las víctimas causándole asfixias, dolores musculares y desvanecimiento. El uso de ácidos que le suministran a las víctimas, la violencia sexual de pisarle los testículos o darles puntapiés para hacerlos desmayar, además de tratar de violarlos con un palo y metérselos en la boca. El confinamiento en celdas totalmente negras, amarrados y encapuchados por días haciendo que coman como animales en el piso y que hagan sus necesidades encima, causándole infecciones en sus genitales. Las golpizas y puntapiés con objetos contundentes han estado presentes en el 100% de los casos”, agregó Suju.

Acosta Arévalo fue detenido el pasado 21 de junio acusado de estar vinculado a un supuesto plan para asesinar al gobernante Nicolás Maduro, considerado de facto por más de 50 países, la OEA y la oposición. También lo señalaron de buscar asesinar a Cilia Flores, diputada a la Asamblea Nacional (AN) y esposa de Maduro, así como al presidente de la chavista y cuestionada Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello. Fue señalado igualmente -siempre por el chavismo en el poder- de ser el “especialista en explosivos” para ese plan.

Comments

Comments are closed.