El exdirector del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), Cristopher Figuera, continúa revelando cada vez más detalles de los abusos cometidos en Venezuela, según denuncia, dentro de los organismos de seguridad del Estado y por orden del propio Nicolás Maduro.

Al respecto, Figuera hizo referencia al informe recientemente emitido por la Alta Comisionada de la ONU para los DDHH, Michelle Bachelet, al catalogarlo de “tímido”. “La situación es más tenebrosa de lo que ella refleja en ese informe”, consideró.

Tras los seis meses que estuvo a cargo de la institución, Figuera aseguró que su primera impresión fue que se trataba de “un centro de extorsión y secuestro”. Sin embargo, en su primera evaluación afirmó que se “podía corregir” por “la gente válida” que allí había.

“Yo le planteé -a Maduro- algunas soluciones y él me ordenó jubilar a algunos comisarios”, declaró en entrevista para ABC.

Pero a pesar de sus intenciones, el exfuncionario no logró cumplir sus objetivos. Figuera sostuvo que le había hecho llegar al Ejecutivo un informe el 10 de abril donde le pedía hacer cambios integrales en el Sebin. Sin embargo, la respuesta fue negativa.

“Le dije que cumpliera las promesas de hacer cambios de tipo político, como cambiar ministros (…) Simplemente no le gustó y dijo que era una acción derrotista de mi parte, que era un cobarde”, expresó.

Por otra parte, reiteró que entre las órdenes recibidas por Maduro también se encontraron peticiones directas en contra del entorno del presidente de la Asamblea Nacional y principal rival del mandatario socialista, Juan Guaidó.

“Él quería que se le fracturara la moral”, dijo Figuera. Asimismo, lo acusó de ordenarle detener a la madre del líder del Parlamento, aunque esto no se habría cumplido debido a que padece de cáncer y para entonces se encontraba siendo atendida en una clínica privada.

Entre otras de las revelaciones hechas por Figuera al medio español, afirmó que el presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Maikel Moreno, llegó a pedir 100 millones de dólares por firmar una sentencia que reconociera a Juan Guaidó como presidente encargado del país.

“Él estaba pidiendo a los testaferros involucrados en la negociación ese monto de dinero”, agregó.

En este sentido, reveló que lo que ocasionó el fracaso del levantamiento militar que se originó el pasado 30 de abril fueron “las ambiciones” de Moreno, quien habría querido “ser el presidente de la transición, mantenerse por espacio de tres años o tres años y medio, nombrar al ministro de Interior y Justicia y nombrar al Fiscal General y también presidente del Tribunal Supremo”.

Para leer la entrevista completa, haga click aquí.

Comments

Comments are closed.