Los mediadores noruegos en Barbados proponen unos comicios en los próximos nueve meses supervisados por la comunidad internacional y que pudiera ser sin Nicolás Maduro como candidato.

Fuentes cercanas a las negociaciones confirmaron al diario La Razón que la motivación de Noruega es que cualquier escenario que signifique un cambio, así se mantenga el chavismo gobernando por decisión popular. La delegación de Maduro no tuvo reacción a la idea, pero tampoco cerró la posibilidad de que una candidatura chavista se concrete con Diosdado Cabello o Héctor Rodríguez.

Asimismo, el diario español indicó que los puntos que se han abordado en las mesas son el cronograma electoral para un máximo de nueve meses, elecciones con nuevo Consejo Nacional Electoral, cese de la asamblea constituyente, reincorporación del chavismo a la Asamblea Nacional, levantamiento de sanciones que afectan a la economía.

El objetivo fundamental de los encuentros en Barbados es lograr unas elecciones en 2020, preferiblemente antes de vencer el primer cuatrimestre de ese año, y que se genere compromisos institucionales pues para los mediadores el asunto es “urgente”.

Según el medio, el chavismo se ha mostrado abierto a convocar elecciones presidenciales, pero ha exigido que el Parlamento, que controlan sus adversarios con una súper mayoría desde 2016, también sea renovado. La oposición no se ha mostrado reacia al punto pero puso sobre la mesa la continuidad de la Asamblea Constituyente que se ha abrogado sus competencias mientras los diputados están impedidos de ejercer sus funciones plenamente.

Además, la delegación de Maduro ha planteado como punto de honor que el gobernante se mantenga al frente del Estado hasta que surja un ganador de la puja electoral; es decir, que no haya el “cese de la usurpación” que reclama Guaidó.

Comments

Comments are closed.