La Administración de Nicolás Maduro, considerada de facto por más de 50 países, la OEA y la oposición, anunció este miércoles el fin del reanudado proceso de diálogo con la oposición en Barbados, que es auspiciado por Noruega, y calificó el acercamiento como “exitoso” aunque sin ofrecer mayores detalles.

“Culmina en Barbados esta jornada de la mesa permanente de diálogo por la paz, espacio para dirimir las controversias por vías constitucionales y pacíficas”, indicó el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, en su cuenta de Twitter.

El dirigente chavista agregó en la misma red social que se trató de un “exitoso intercambio”, y agradeció a la primera ministra de Barbados, Mía Mottley, “por su hospitalidad”.

Hasta ahora ningún otro dirigente ha ofrecido detalles sobre estas conversaciones que el Ejecutivo de Nicolás Maduro y el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, encararon esta semana con discreción.

El dirigente chavista Diosdado Cabello aseguró más temprano en su programa semanal de televisión que de estas negociaciones no saldrá ningún llamado a nueva elección presidencial, como exige la oposición, pues Maduro asumió su muy cuestionado segundo mandato de seis años apenas en enero pasado.

Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, aseguró ayer que existen las condiciones para “lograr construir una salida a la crisis” nacional, tras una reunión privada que sostuvo con el mediador de la Unión Europea (UE), Enrique Iglesias.

Sobre el diálogo en Barbados, Guaidó pidió “no cometer el error de ver un solo mecanismo, como una solución” y por ello insistió en mantener presión interna y extranjera contra el oficialismo.

Insistió en que la agenda de la oposición “en cualquier tipo de mediación o facilitación, como en el caso del Grupo Internacional de Contacto” es el cese de la usurpación presidencial, instaurar un gobierno de transición y convocar a elecciones “libres” con observación internacional.

Con información de EFE.

Comments

Comments are closed.