El exdirector del Sebin, el general Manuel Cristopher Figuera, señaló este martes que está “arrepentido” de haber formado parte del Gobierno de Nicolás Maduro.

Asimismo, indicó en el programa “Cuestión de Poder”, transmitido por NTN24, que no es un “torturador” y agregó que “no he dirigido prácticas de tortura, no las he permitido a pesar de haber formado parte de organismos de inteligencia, más bien las combatí”.

Hay personas que fueron extorsionadas y eso también fue una tortura. Nicolás Maduro diseñaba a quién se iba a perseguir y giraba algunas instrucciones”, sumó.

Sostuvo que “incluso Maduro instruía a la Fiscalía para que legalizara algunos hechos que a todas luces no son legítimos. Maduro calificaba al Sebin como un centro de extorsión y secuestro. En Venezuela no hay libertad de los poderes, y Maduro da instrucciones a todos, a Fiscalía, a Ministerio Público”.

“No tengo información de qué tipos de torturas hacían, aunque sí me enteré de abusos y maltratos hacia los detenidos. Hay personas que eran golpeadas, sometidas a esta en sitios aislados, y el informe que presentó Bachelet ha sido bien gráfico. Jamás estuve de acuerdo con esas torturas. Bachelet ha sido bien cuidadosa con su informe, pero se fue bien sensibilizada de Venezuela, por gente que le mostró sus casos y clama por la justicia”, agregó.

Resaltó que “a Maduro yo le fui útil por un tiempo, bastó con que yo levantara la voz para que me tilden, me etiqueten, vayan en mi contra. Desde que llegué al Sebin, no descubrí nunca narcotráfico en Venezuela, aunque se investigaba por intermedio de la ONA”.

Maduro tiene nexos con el crimen y narcotráfico, aunque hay muchas investigaciones y no sabría decir quién de los funcionarios del gobierno están vinculados a ese tema”, destacó.

30 de abril

En cuanto a lo ocurrido el pasado 30 de abril, Figuera comentó que “todo el mundo quiere que el desgobierno que hay cambie, donde yo participé con la Operación Libertad estaba involucrado Padrino López, estaba involucrado Maikel Moreno, había un número de personas importantes que estaban involucrados, empresarios, como Gorrín, Samak López, muchos de ellos que han sufrido con sanciones de Estados Unidos. Habían muchísimas personas y creo que fui el último en incorporarme. Siento que no ha fracasado, el 30 de abril no ha terminado par mi es un despertar”.

“Las ambiciones desmedidas de Maikel Moreno hicieron que no se concluyera lo que se inició el 30 de abril, porque él pedía ser el presidente de la transición, que él pudiera nombrar al ministro de Interior y Justicia, y Fiscal General, y además pidió dinero, con cifras millonarias a empresarios, y en algún momento dijo que era para pagar a otros jueces de la Sala Plena. Pero él estaba comprometido con una salida pacífica pero luego manifestó otro comportamiento”, apuntó.

Denunció que “Maduro utiliza los organismos de inteligencia para forzar a la oposición venezolana y mantenerla cercada”.

Comments

Comments are closed.