El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, dijo hoy que su país aún tiene capacidad para seguir acogiendo a inmigrantes venezolanos, pero que “todo tiene un límite”, al explicar que todavía no se ha adoptado la decisión de imponer un visado a los ciudadanos del país vecino.

“No hemos tomado la decisión todavía porque consideramos que todavía tenemos capacidad de atender” a los venezolanos que llegan huyendo de la crisis de su país.

“Pero en el momento en que el flujo se vuelva tan grande la pasaríamos mal y la pasarían mal ellos”, afirmó.

Moreno respondía así a una pregunta de Efe sobre su propuesta de imponer un “visado humanitario” a los venezolanos que posibilite una “migración ordenada y segura”, cuando concluya la salida de Ecuador de Unasur, la organización de integración impulsada por regímenes de izquierda.

Nosotros estamos poniendo nuestra parte, acoger a los hermanos venezolanos, pero todo tiene un límite. Italia tiene 70 millones de habitantes, imagínense si estarían en capacidad de en uno o dos meses acoger aproximadamente la decimoquinta parte de sus habitantes, 3,4 o 5 millones en estos momentos”, preguntó, en referencia a los 400.000 venezolanos que hay en Ecuador.

Moreno hablaba ante un selecto auditorio de empresarios, diplomáticos y otras autoridades en un lujoso hotel de Roma, donde ofreció esta noche la conferencia magistral “Ecuador en marcha”, en la primera actividad de su visita de dos días a la capital italiana.

“Por eso debemos ir midiendo las consecuencias. No hemos aplicado la visa humanitaria, aún estamos en capacidad de acoger a los hermanos venezolanos”, señaló.

El presidente ecuatoriano expuso las ventajas de su país para invertir tras la llegada de su gobierno hace ya dos años y la ruptura con la línea de su predecesor, el izquierdista Rafael Correa.

Moreno subrayó que Ecuador, con el gobierno anterior, había estado a punto de convertirse en otra Venezuela.

“Íbamos directos al precipicio, al mismo en que cayó Venezuela, pero cambiamos el curso y vamos por el camino de la prosperidad”, explicó a los empresarios.

Se refirió en varias ocasiones a la grave situación de Venezuela, tanto en lo económico como en la situación de los derechos humanos, y recordó que la alta comisionada de la ONU, Michelle Bachelet, acaba de presentar “un informe fatal” acerca del respeto de esos derechos.

El mandatario dijo que Ecuador goza actualmente de seguridad jurídica y normalidad económica para dar confianza a los inversores.

Roma es la primera etapa de una gira europea que le llevará también a Francia y Holanda en busca de inversiones.

Mañana tiene previsto reunirse con el presidente de Italia, Sergio Mattarella. EFE

Comments

Comments are closed.