La emblemática fábrica de galletas Puig, conocida principalmente por sus galletas María, Marilú y de soda, fue incendiada este lunes por delincuentes de la zona tras la negativa de la empresa a pagarles “vacuna”, como se conoce en Venezuela a la extorsión contra comercios, fábricas, fincas y haciendas.

Extraoficialmente trascendió que el incendio fue producido con la detonación de una granada. Vecinos de Tejerías, estado Aragua, donde está ubicada la fábrica, afirmaron que a la 1:00 am escucharon disparos y la explosión.

“Anoche la pasamos de terror. Como a la una de la madrugada se escuchó un tiroteo y una fuerte explosión. Los malandros quemaron la galletera porque el dueño no les quiere pagar vacuna”, reveló a El Pitazo una habitante del sector.

Ya en mayo, Douglas Rico, director nacional del Cicpc, anunció que cuatro personas habían sido detenidas después de recibir múltiples denuncias por parte de la galletera sobre amenazas telefónicas que exigían “vacunas”.

Comments

Comments are closed.