Cinco meses han transcurrido desde que el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, asumiera la presidencia encargada de la nación al considerar a Nicolás Maduro como un “usurpador” del cargo, tras haber sido electo en unos cuestionados comicios, celebrados el 20 de mayo de hace un año.

A partir de entonces, la oposición venezolana se ha enfrentado a actos de persecución, arrestos y amedrentamiento, sobre todo contra diputados del órgano legislativo de mayoría opositora. A pesar de ello, Guaidó continúa en su intento de despojar a Maduro del poder, sin descartar opciones.

Así lo afirmó el líder opositor en entrevista concedida a La Razón, cuestionado sobre una intervención militar o negociación como plan para cumplir con sus objetivos.

“La vía que sea más rápida con menor costo social, y que traiga estabilidad y gobernabilidad”, sostuvo.

Para Guaidó sigue sin ser una opción romper con la ruta marcada el pasado mes de enero, que pasa primero por el “cese de la usurpación”, para luego sí convocar unas “elecciones libres”.

“En unas elecciones libres no puede estar el dictador en ejercicio”, respondió ante el medio español. “Hay que seguir presionando. Si me arrestan, el proceso de transición será más rápido”, afirmó.

En cuanto al entorno de Maduro, abundan las afirmaciones desde disidentes y sectores antichavistas sobre una fuerte presencia de funcionarios cubanos para garantizar la seguridad del sucesor de Hugo Chávez. En este sentido, Guaidó recalcó que para una salida de Maduro del poder, “parte de la solución depende del Gobierno cubano”.

“Países del Grupo de Lima tratan de facilitar que Cuba sea parte de la solución y no del problema. Creo que es acertada la presión de aliados importantes como EEUU”, agregó.

Para leer la entrevista completa, haga click aquí.

Comments

Comments are closed.