El gobierno de Colombia defendió este miércoles su actuación legal, política y diplomática frente a la crisis en Venezuela tras una nueva denuncia de Caracas que lo involucra en un supuesto complot contra el presidente Nicolás Maduro.

Antes de responder a los señalamientos, el canciller Carlos Holmes Trujillo soltó una sonrisa en compañía del jefe de la OEA, Luis Almagro, durante una conferencia de prensa en la ciudad de Medellín, donde este miércoles se instala la asamblea general de ese organismo.

“Colombia actúa en relación con la situación de Venezuela en cumplimiento de los deberes legales y políticos que tiene como miembro que es, activo, de la Organización de Estados Americanos”, dijo el jefe diplomático.

Sin aludir nunca de manera directa a lo dicho por Caracas, Holmes Trujillo agregó: “vamos a continuar actuando mediante medios políticos y diplomáticos”.

Más punzante, Almagro comentó: “difícilmente he visto algo que tenga menos seriedad que las acusaciones de Jorge Rodríguez en cualquier tema”.

Rodríguez, ministro de comunicación de Maduro, dijo más temprano que el gobierno desbarató un plan de golpe de Estado que incluía el asesinato del líder chavista y la proclamación de un general retirado como mandatario.

Al menos seis de los involucrados están detenidos, añadió el funcionario, que presentó el testimonio de uno de ellos -el teniente Carlos Saavedra- y grabaciones de videoconferencias en las que se diseñó la supuesta intentona.

Asimismo, sostuvo que los gobiernos de Colombia, Chile y Estados Unidos estaban envueltos en el plan.

El presidente Iván Duque secunda a Estados Unidos en la presión diplomática que busca forzar la salida de Maduro del poder.

Duque desconoce el mandato del líder chavista – a quien trata de dictador -y apoya al jefe de la oposición Juan Guaidó como presidente interino.

Caracas rompió relaciones con Bogotá en febrero, tras el fallido ingreso de ayuda humanitaria donada por Estados Unidos desde Colombia. AFP

Comments

Comments are closed.