El presidente de la AN y reconocido como encargado de la República por más de 50 países, Juan Guaidó, dijo este miércoles que es el “primer interesado” en la investigación sobre la presunta malversación de fondos para atender a militares desertores a Colombia y que involucra a dos de sus excolaboradores.

El líder del Parlamento venezolano explicó cómo el pasado 23 de febrero se “suscitó una situación inédita”, cuando en el proceso de intentar ingresar cargamentos de ayuda humanitaria al país, funcionarios de las Fuerzas Armadas venezolanas manifestaron su apoyo al presidente del Parlamento y desertaron hacia Colombia.

“Actualmente estamos llevando a cabo una investigación sobre el manejo administrativo de esos fondos, incluso ayer (por el martes) fue a la Fiscalía la investigación colombiana, que incluso solicitamos por lo importante que es para nosotros la transparencia. Yo soy el primer interesado. A estas dos personas las separamos de su cargo y están en proceso de investigación”, declaró al diario español ABC.

Guaidó expuso que Kevin Rojas y a Rosana Barrera, los investigados por el caso, “son dos activistas y estaban en ese momento perseguidos. Forman parte del equipo operativo de Táchira. Su función era atender a un porcentaje de entre 104 y 140 militares, cooperar con ellos en su atención: hospedaje y comida”.

“Retiramos a estas dos personas del cargo, mandamos la investigación a la Fiscalía colombiana, le pedimos a Transparencia Internacional que hiciera una auditoria no solamente del tema de manejo de la asistencia a los militares, si no de todo lo que tenga que ver con la ayuda humanitaria, en general (…) También remitimos la investigación a la comisión de contraloría de la Asamblea Nacional venezolana. Hay que diferenciarse de lo que fue el régimen que desfalcó 330.000 millones de dólares”, explicó.

Asimismo, confirmó que en el marco de la investigación que ya se encuentra en proceso, se maneja una cifra de 90.000 dólares que habría sido donada por particulares.

“Fue un proceso de adaptación rápido porque Acnur y el Gobierno colombiano ayudaron, pero llegó un punto que la situación se saturó porque hay más de 900 militares, en total, más de 1.600 personas si contamos con sus familiares. Esto nos obligó a buscar ayuda para atenderles. Y nos llevó a nombrar a dos personas”, resaltó.

Para leer la entrevista completa, haga click aquí.

Comments

Comments are closed.