El economista José Toro Hardy señaló este miércoles que la excusa del gobierno para el control de cambios era impedir la fuga de dólares, sin embargo, “su flexibilización obedece ahora a la desesperación por atraerlos”.

“Por carecer de dólares, el régimen flexibiliza el control de cambios para que los particulares recurran a sus divisas para importar alimentos y otros bienes. Para ello también tiene que flexibilizar el control de precios. En la práctica se adelanta un fuerte programa de ajustes”, dijo.

Destacó que el “desorbitado déficit fiscal” es una de las causas fundamentales de la hiperinflación y otros problemas estructurales de la economía venezolana.

“Habiendo destruido las actividades que generaban ingresos al fisco, la emisión de dinero ‘inorgánico’ por parte del BCV se ha transformado en una de las pocas formas de financiar el gasto público. Eso, por cierto, lo prohíbe la Constitución su artículo 320”, acotó al tiempo que comentó que los límites en las tarjetas de crédito son tan bajos que se dificultan los cargos automáticos, “con lo cual se ha creado un grave problema en el cobro postpago de servicios tales como telefonía celular, internet o TV por cable. También el pago de algunas tasas”.

En ese sentido, manifestó que además de las cantidades de dinero inorgánico que genera el BCV se le aplica un 100% de encaje marginal a la banca. “Es como darle 10 Red Bulls a alguien y después obligarla a tomarse 10 Valiums. La economía se ha vuelto esquizofrénica”.

Resaltó que prácticamente no existe ninguna actividad o sector de la economía que no haya sido severamente afectado por lo que probablemente sea la más aguda crisis económica de la historia en Latinoamérica.

“Los programas de ajustes son dolorosos pero permiten la recuperación de las economías. El régimen está adelantando un fuerte ajuste pero sin capacidad para propiciar una reactivación económica. Mientras no haya respeto a la propiedad privada ni seguridad jurídica, el ajuste que adelanta el régimen será estéril porque conlleva fuertes dolores sin esperanza de mejoría”, indicó.

Toro Hardy aseveró que los dolores de un programa de ajustes económicos se compensan con la esperanza de una mejoría. “El ajuste que adelanta el régimen luce como un doloroso aborto sin esperanza de mejoría”.

A su juicio, las inversiones son la clave: “El efecto multiplicador de las inversiones es el camino mágico que conduce a la recuperación (…) pero solo la confianza será capaz de atraer inversiones. Recuperación = Confianza + inversiones + seguridad jurídica”.

Comments

Comments are closed.