Autoridades se dispusieron a destruir unos 10 caminos irregulares entre Colombia y Venezuela que eran utilizados como alternativa ante el cierre del Puente Internacional Simón Bolívar.

Tras el anuncio de la apertura del paso oficial por parte del presidente Nicolás Maduro, la Policía y Migración Colombia buscan acabar con el tránsito a través de las llamadas “trochas”, donde se efectuaban movimientos migratorios de manera irregular y transporte de mercancía.

La medida coincide con las declaraciones realizadas desde el lado de Venezuela, donde de igual forma se prohibió el paso a través de las trochas, con la advertencia de que quien utilice estos pasos irregulares será detenido e investigado por la Policía y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

“Quienes insistan en pasar por las trochas sin cumplir con los requisitos migratorios serán llevados a Migración Colombia para ser devueltos hacia Venezuela”, dijo por su parte el coronel José Luis Palomino, comandante de la Policía de Cúcuta.

Asimismo, anunciaron que a partir de ahora habrá presencia policial de manera permanente en todas las trochas, informó La Opinión.

“El gobierno colombiano cerró el negocio de las trochas a los colectivos. Exigimos que los usurpadores quiten los contenedores del puente y que ahora la GNB no haga negocio con los venezolanos que cruzan la frontera”, exigió el diputado venezolano José Manuel Olivares.

A través de la red social Twitter, el parlamentario publicó un video donde puede verse a las autoridades colombianas indicándole a un numeroso grupo de ciudadanos que no podría continuar por el camino para ingresar a Colombia, donde los transeúntes habían improvisado un camino rural para cruzar sobre el río Táchira, mientras el puente se mantuvo cerrado por orden de Maduro.

Seguidamente, los exhorta a hacer uso del recorrido oficial “por razones humanitarias”.

Comments

Comments are closed.