Diariamente los venezolanos deciden irse del país debido a la crisis por la cual actualmente se atraviesa, y uno de los destinos más accesibles para los que se van, es Ecuador, donde existe un barrio llamado Solanda, que últimamente denominan “Venesolanda”.

Según lo reseñado en Univisión, los que se asientan allí son los venezolanos más pobres, que comparten incluso vivienda con otros compatriotas, y que recurren a la economía informal.

Solanda se ubica al sur de la ciudad de Quito, y dichos inmuebles se pueden alquilar a los venezolanos entre los 150 y 250 dólares.

Antonio Morris, su esposa Luz Marina, junto a sus tres hijos, forman parte de este barrio, llevan aproximadamente ocho meses allí y viven de las empanadas que venden en el Mercado Mayoritario.

Esto es duro, pero cuando quiero desmayar golpeó con fuerza la masa y digo por mis hijos, por el alquiler, por la visa”, dice la madre de tres hijos, a la par que agrega su esposo que no deja que lo provoquen cada vez que le propinan algún insulto.

Para leer el artículo completo pulse AQUÍ.

Comments

Comments are closed.