La frontera entre Colombia y Venezuela, siempre ha sido muy congestionada, sin embargo durante los últimos años se ha visto más la afluencia de personas que cruzan hacia Colombia por la crisis que azota el país.

Según lo publicado en La Nación, los trabajos en la vía pública, que han implicado el uso de retroexcavadora, el cercado con mallas y material plástico, han sido un atenuante para que los transeúntes tarden hasta tres horas para llegar a sus destinos.

Se pudo conocer que autoridades colombianas en la frontera, han tomado los tramos de Villa del Rosario, para evitar que las personas crucen por las trochas.

En mucho de los casos, los viajeros prefieren optar por dichas trochas, alegando que son “rutas más rápidas”, donde solo se paga una pequeña “colaboración” para poder trasladarse.

Si el recorrido es de regreso, es decir de Colombia al cruce fronterizo con el puente Simón Bolívar en Táchira, la GNB se encuentra en los puntos aduaneros requisando los paquetes que les parecen de dudosa procedencia.

Otra cosa que es motivo de tráfico en esta zona, son las largas colas para surtir combustible, que escasea.

Para ver el artículo completo pulse AQUÍ.

Comments

Comments are closed.