La alta comisionada adjunta de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Kelly Clements, realiza desde hoy una visita a Ecuador para conocer de cerca la situación de los refugiados venezolanos llegados al país en los últimos dos años.

“Hoy está en el paso de Rumichaca (frontera con Colombia) y después se trasladará a Quito”, confirmó a Efe una fuente de Acnur que precisó que el jueves viajará a Colombia con el mismo objetivo.

En Ecuador, la alta representante de la ONU tiene previsto entrevistarse con mandatarios del Gobierno ecuatoriano, aunque no se ha confirmado un encuentro con el presidente Lenín Moreno, que viaja a Chile este miércoles para la quinta reunión del Consejo Interministerial Binacional entre los dos países.

Clements también mantendrá encuentros con refugiados venezolanos y representantes de organismos de la sociedad civil que trabajan con ellos, agregaron las fuentes.

Todo con el objetivo de “conocer de primera mano los riesgos que enfrentan durante su huida en busca de seguridad, y evaluar la asistencia de emergencia brindada”.

Se trata de la primera visita oficial de la funcionaria a los países que están respondiendo a la situación de emergencia de Venezuela, que en los últimos dos años han visto pasar o radicarse en su territorio a más de tres millones de venezolanos.

“Durante la visita, evaluará las necesidades de protección de las mujeres, hombres, niñas y niños más vulnerables y se reunirá con representantes de la comunidad internacional para reforzar el apoyo a los países de acogida y a las comunidades receptoras”, destaca una nota de prensa de Acnur.

Clements también tendrá la oportunidad de encontrarse con refugiados del conflicto colombiano en Ecuador -más de 60.000- y visitar proyectos que promueven las oportunidades de integración local para quienes buscan protección en el país.

En Colombia, donde permanecerá desde el jueves al domingo, se encontrará con venezolanos que están recibiendo apoyo de Acnur y sus socios en forma de alimentación, asistencia legal y albergue.

También visitará los asentamientos informales donde la comunidad de acogida recibe tanto a los retornados colombianos como a los venezolanos desplazados.

Otro aspecto que abordará la representante de Acnur es el de la financiación para los refugiados venezolanos, que aflige sobre todo a los países que más cantidad han recibido.

En recientes encuentros internacionales, el Gobierno de Quito y otros de la región han elevado la necesidad de aportar para que puedan financiarse las necesidades de los refugiados, que van desde servicios médicos a educación, pasando por políticas de inclusión social.

“El llamamiento de fondos para esta situación asciende a 738 millones de dólares pero solo se ha cubierto un poco más del 20 % hasta la fecha”, señala en ese sentido el comunicado de Acnur.

Por Ecuador han pasado en el último año y medio más de un millón de venezolanos, de los que unos 300.000 se han radicado en el país, con el peso que ello conlleva para las arcas nacionales. EFE

Comments

Comments are closed.