El embajador de Venezuela en Perú, designado por el presidente de la AN y quien se juramentó como encargado de la República, Juan Guaidó, Carlos Scull, le respondió a Arturo Montesinos, alcalde de la localidad Caravelí, donde supuestos venezolanos asesinaron a unos esposos.

Scull manifestó su solidaridad con familiares de las víctimas, y expuso que es un acto que no solo afecta a los peruanos, sino a toda la comunidad venezolana que vive en ese país.

“Rechazamos estos actos delincuenciales vengan de donde vengan, estos son actos individuales y que no se puede generalizar a toda una comunidad que sabemos que la gran mayoría quiere trabajar, quiere salir adelante”, sostuvo.

La expulsión de los venezolanos también fue respaldada por el gobernador de Arequipa, Elmer Cáceres, reseñó Panamericana.

Comments

Comments are closed.