El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, tildó este martes de “amenazador, manipulador y desvergonzado” un mensaje del presidente de EE.UU., Donald Trump, en el que pide que el Gobierno cubano pare la “represión” a cubanos y venezolanos.

Además, en ese mismo escrito en su cuenta oficial de Twitter, el mandatario estadounidense afirmó que no se quedará de “brazos cruzados” mientras La Habana “continúa obliterando” la democracia en el continente.

“Trump, aferrado a la tradición injerencista de Estados Unidos emitió un mensaje amenazador, manipulador y desvergonzado contra Cuba, ayer 20 de mayo, fecha que señala la proclamación de la república neocolonial”, respondió Díaz-Canel en la misma red social.

“No volveremos a ese pasado y defenderemos firmemente la independencia“, recalcó el gobernante cubano en su cuenta @DiazCanelB.

La agencia estatal cubana Prensa Latina señaló hoy que el tuit de Trump, del pasado lunes, “irrespeta la soberanía de Cuba, cuestiona sus vínculos con Venezuela y una vez más se entromete en los asuntos internos de la isla caribeña”.

El 20 de mayo de 1902 fue proclamada la República de Cuba presidida por el Gobierno de Tomás Estrada Palma, una efeméride que el Gobierno de La Habana no reconoce porque considera que significó la instauración de una república neocolonial, surgida tras el fin del dominio español y la intervención de Estados Unidos.

Trump ha revertido el proceso de normalización de las relaciones bilaterales con Cuba iniciado por su antecesor -Barack Obama-, y ha endurecido el embargo económico con nuevas sanciones al comercio y los viajes a la isla.

Además, activó el título III de la ley Helms-Burton, que permite demandar a empresas extranjeras que operan en Cuba con propiedades nacionalizadas a estadounidenses tras el triunfo de la revolución en 1959.

En consonancia con esta iniciativa legal, una familia de origen cubano notificó oficialmente a la cadena hotelera española Meliá su intención de demandarla en los tribunales de Estados Unidos por operar un hotel en Cienfuegos (Cuba) que les fue expropiado hace casi 60 años.

EFE

Comments

Comments are closed.