El Gobierno de Nicolás Maduro vendió alrededor de USD 570 millones en oro de las reservas del Banco Central de Venezuela en las últimas dos semanas, ignorando las sanciones de Estados Unidos.

De acuerdo con Bloomberg, el BCV vendió cerca de 9.7 toneladas de oro el 10 de mayo y 4 toneladas adicionales tres días después,  reduciendo sus reservas a un mínimo de 29 años de 7.900 millones de dólares. Los ingresos se utilizarán en parte para financiar las importaciones a través de la oficina de comercio exterior del país, según una fuente familiarizada.

Venezuela ha vendido 23 toneladas de oro desde principios de abril, desafiando un bloqueo económico destinado a detener el comercio lucrativo que Maduro ha estado usando para mantener a los militares leales a su Gobierno. El mes pasado, la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro de los Estados Unidos incluyó al Banco Central de Venezuela en su lista de entidades sancionadas.