Un sector clave para la economía de Rusia y para su capacidad de influencia a nivel mundial parece estar perdiendo peso en los últimos años: la industria del gran armamento.

Entre 2014 y 2018, Rusia vendió armas de gran tamaño como tanques y aviones de guerra a otros países por un valor un 17% menor al periodo 2009-2013, según la base de datos del Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigación de la Paz (Sipri por sus siglas en inglés).

Rusia todavía mantiene su segundo lugar en la lista de mayores exportadores de grandes armas, solo superado por Estados Unidos.

Pero, si no consigue nuevos clientes pronto, corre el riesgo de que la caída de los últimos años pase de algo puntual a una tendencia a largo plazo, según advirtió en un reciente informe la empresa privada de análisis de inteligencia y seguridad internacional, Stratfor.

Venezuela

La crisis en Venezuela también afectó al mercado ruso.

Las exportaciones a Venezuela cayeron en un 96% entre 2009-2013 y 2014-2018. En el primer periodo, Venezuela supuso el 5,4% de todas las exportaciones rusas pero en el segundo, Venezuela supuso el 0,3%”, afirmó Alexandra Kuimova, del Sipri para BBC Mundo.

Venezuela solía ser un destino importante. Por ejemplo, entre 2009 y 2013, Venezuela era el quinto mayor destino de armas rusas”.

Pero en los últimos cinco años, el país sudamericano apenas ha podido comprar armamento y no solo a Rusia.

“En general, las importaciones de armas a Venezuela cayeron en un 83%… Por supuesto, la razón fue la crisis económica y los sucesos políticos en el país. No tiene dinero para comprar más armas. Por ejemplo, según nuestra base de datos, entre 2017 y 2018, Venezuela no recibió ninguna gran arma”, añadió.

Para leer el artículo completo pulse AQUÍ.

Comments

Comments are closed.