El Grupo de Lima espera reunirse “en los próximos días” con el Grupo Internacional de Contacto (GIC) para trabajar en una salida a la crisis en Venezuela, según dijo este martes el embajador peruano ante la ONU, Gustavo Meza-Cuadra.

El diplomático aseguró que las dos partes están en contacto para determinar el lugar y el formato de la cita, propuesta el pasado 3 de mayo por el Grupo de Lima y aceptada luego por los miembros del CIG, compuesto por varios países de la Unión Europea (UE) y latinoamericanos.

En declaraciones a los periodistas, Meza-Cuadra subrayó que ambos grupos comparten el objetivo del “retorno de la democracia a Venezuela” y que hay terreno para coordinar sus acciones.

El representante de Perú ante Naciones Unidas se expresó así después de que el Consejo de Seguridad abordara nuevamente la crisis venezolana durante una reunión a puerta cerrada.

El asunto se incluyó bajo el epígrafe de puntos varios al término de una sesión sobre otro tema ya prevista a petición de los países europeos, que informaron al resto del Consejo de las últimas iniciativas del GIC, según fuentes diplomáticas.

Este grupo, que busca una salida política a la crisis venezolana con la organización de elecciones, enviará la próxima semana una misión política a Caracas, confirmó este lunes el Gobierno de España, que es uno de los miembros.

En el GIC, considerado por ahora el único mecanismo que tiene acceso a todas las partes relevantes en Venezuela, también participan Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Portugal, Suecia y el Reino Unido, así como Costa Rica, Uruguay, Ecuador y Bolivia.

En las últimas semanas han aumentado las voces que llaman a que este colectivo y el Grupo de Lima trabajen juntos para desatascar la situación en Venezuela.

Mientras tanto, en el Consejo de Seguridad los miembros continúan divididos, según reconoció este martes Meza-Cuadra.

Frente a varios países que reconocen al opositor Juan Guaidó como presidente interino, encabezados por Estados Unidos, otros Gobierno respaldan al Ejecutivo de Nicolás Maduro, entre ellos Rusia y China, dos miembros permanentes del Consejo de Seguridad.

Hace dos semanas, Guaidó, que preside la Asamblea Nacional, encabezó un efímero alzamiento militar y llamó a la Fuerza Armada a desconocer a Maduro, quien calificó esta acción como un intento de golpe de Estado.

EFE

Comments

Comments are closed.