El presidente de Conindustria, Juan Pablo Olalquiaga, señaló este martes que las mesas de cambio son una decisión acertada, ya que “tenemos años pidiendo que se libere el control cambiario, pero se hace cuando la economía está en cenizas. No queda mayor oferta de divisas”.

“Levantar el control de cambio se da porque se le aplicaron sanciones al Banco Central y ya no tiene acceso a divisas. Es una acción forzada, no porque se crea en la libre economía“, indicó.

Destacó que la hiperinflación se debe a la “falta de independencia” del BCV, al tiempo que comentó que ahora los bancos están en gran medida contrayéndose producto del encaje legal: “Se ha encogido la capacidad de dar crédito”.

Asimismo, Olalquiaga informó que “más o menos 5% va quedando de capacidad de trabajo en las industrias. Es un drama descomunal, es haber destruido por completo unas cadenas de producción bastante robustas”.

“Una sociedad que no va produciendo internamente requiere importar, ahora no tenemos la plata del petróleo para importar y tampoco producimos“, dijo.

Durante una entrevista ofrecida al periodista Roman Lozinski en Circuito Éxitos, manifestó que “luciera que estamos al final de un ciclo histórico en Venezuela y debe empezar dentro de poco otro ciclo. Nos faltan muchas cosas que generen actividad económica”.

En ese sentido, apuntó que Venezuela terminará siendo posiblemente uno de los países más endeudados del mundo. “Todavía hay una deuda con proveedores extranjeros de unos 12 mil millones de dólares”, expresó.

“Hay que cambiar la economía a una economía de mercado, donde la capacidad de producción no esté en el Estado sino en el individuo”, finalizó.

Comments

Comments are closed.