La Organización Internacional del Trabajo (OIT) destinará 2 millones de dólares para promover iniciativas que favorezcan la integración social y laboral de los venezolanos llegados a cinco ciudades de Colombia, Ecuador y Perú, según anunció este martes en un comunicado.

Las ciudades escogidas por la OIT para realizar estas “intervenciones urgentes” son Guayaquil y Quito, en Ecuador; Barranquilla y Cali, en Colombia, y los distritos del norte de Lima, en Perú.

En esas cinco urbes, la OIT recopilará datos sobre habilidades para crear perfiles de trabajo de los venezolanos desplazados y así facilitar su inclusión en el mercado laboral, y también apoyará la creación de empresas lideradas por migrantes y refugiados.

La agencia de las Naciones Unidas también realizará campañas de sensibilización para promover la participación justa de los refugiados venezolanos en el mercado laboral y prevenir posibles reacciones negativas mediante la garantía de que otros grupos de trabajadores locales no estén en desventaja.

Asimismo, analizará las cadenas de valor para determinar el potencial de generación de empleo en sectores específicos e iniciar intervenciones piloto.

La implementación de las actividades involucrará a los interlocutores sociales, como las organizaciones de trabajadores, los empleadores y las comunidades locales.

Al mismo tiempo se producirán recomendaciones de políticas y estrategias de empleo decente y productivo para los respectivos gobiernos.

La respuesta de la OIT se enmarca en el Plan Regional de Respuesta de Refugiados y Migrantes (RMRP), desarrollado por 95 organizaciones de acuerdo con las prioridades de los Gobiernos.

El organismo afirmó que muchas mujeres, hombres y niños venezolanos se encuentran en una situación irregular, lo que los hace vulnerables a diversas formas de explotación, abuso, violencia y discriminación.

El plan aborda las necesidades de protección, asistencia e integración de los refugiados y migrantes venezolanos en los Estados afectados de América Latina y el Caribe.

De los 3,4 millones de venezolanos que según la ONU han abandonado su país en los últimos años, más de 2 millones han sido acogidos por Colombia, Ecuador y Perú.

Colombia es el país que más venezolanos ha recibido con más de un 1,2 millones, seguido de Perú con más de 730.000 venezolanos y de Ecuador con unos 230.000 venezolanos.

La OIT consideró que la capacidad de los tres países para responder a esta masiva migración es limitada, tanto para sus instituciones como las comunidades locales, que “se encuentran ahora bajo una enorme presión”. EFE

Comments

Comments are closed.