Freddy Bernal, designado como protector del Táchira por el presidente Nicolás Maduro, sostuvo que para los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) resulta imposible realizar la distribución de alimentos cada 15 días, como habría ordenado el Ejecutivo.

“No es posible que llegue cada 15 días debido a las sanciones económicas, al retardo de la llegado de los insumos, y a los mecanismos de distribución internos. No contamos con la logística de gandolas necesarias para que llegue”, declaró el dirigente en entrevista transmitida por Venezolana de Televisión.

Respecto a las dificultades que presentan los mecanismos de distribución internos, Bernal enfatizó que el costo de los fletes en los distintos puntos regionales del país son “descomunales”, y representan gastos muchísimo mayores que el valor de las cajas de alimentos.

“El flete es casi insostenible pagarlo, es realmente criminal, vale más el flete que las cajas que van ahí encima. Por ejemplo, pagar un flete de Caracas al estado Táchira cuesta 1.000 millones, una cosa descomunal, y lo que va allá adentro cuesta el 10%, es una locura”, exclamó.

Por otra parte, explicó que las sanciones económicas dejaron fuera de operatividad ocho navieras de las 10 que transportaban los insumos desde México.

“Aunque el presidente Nicolás Maduro ha dicho que el Clap hay que distribuirlo cada 15 días, eso no ha sido posible hacerlo”, dijo.

Comments

Comments are closed.