En medio de la crisis política y económica que sufren los ciudadanos, miles de extranjeros que en su momento vinieron a Venezuela buscando mejores condiciones de vida, han tenido que emigrar nuevamente en un intento por escapar de las difíciles condiciones que presenta el país.

Un ejemplo perfecto de esta situación se ve dentro de la comunidad judía, quienes pasaron de ser 25.000 miembros a mediados de los noventa, a solo ser 6.000 miembros en la actualidad, pues la mayoría se ha visto en la necesidad de huir a los Estados Unidos, Israel o a otros lugares.

La inclemente delincuencia ha sido un factor importante dentro de esta lamentable situación, pues cientos de judíos se han vuelto cada vez con más frecuencia víctimas de atracos, secuestros y extorsiones.

La mayor parte de sus integrantes, quienes tienden a sentirse cómodos económicamente, desde hace ya varios años se han visto en la necesidad de viajar con un conductor y, a veces, con un automóvil a prueba de balas, según reseñó el diario Time Of Israel.

Una aparente persecución política a veces también juega un papel importante, dijo Sammy Eppel, de 71 años, periodista y empresario judío que emigró a Miami hace tres años y medio, pues el gobierno actual, el cual ha sido duramente anti-Israel, han sido poco receptivos con los habitantes judíos.

“Cuando Chávez rompió relaciones con Israel, envió un mensaje a muchos judíos de que no eran bienvenidos allí”, dijo Dina Siegel Vann, directora del Instituto Belfer para Asuntos Latinos y Latinoamericanos del Comité Judío Americano.

Para leer la nota completa haga clic AQUÍ.

Comments

Comments are closed.