Durante la sesión de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se celebró este jueves, países miembros instaron a las “potencias extraregionales” a abstenerse de apoyar al Gobierno de Nicolás Maduro, considerado ilegítimo por más de 50 países del mundo.

“El régimen de Maduro se deja manejar por Cuba como una colonia sumisa vendida para formar un híbrido de franquicias estatales y no estatales de terroristas criminales”, dijo durante su intervención Gonzalo Koncke, jefe de gabinete del secretario general la OEA, Luis Almagro.

Agregó que “del mismo modo potencias extraregionales se han esforzado y enfocado en mejorar las capacidades de las fuerzas de seguridad del régimen habiendo convertido a Venezuela en uno de sus clientes más fructíferos, y acopiando inventario armamentista representado en más de 12 mil millones de dólares en un hemisferio evidentemente pacífico”.

La sesión contó con la intervención de otros países como Argentina, Brasil, Paraguay y Estados Unidos, que se sumaron al reproche de los acuerdos de compra de armas entre grandes potencias mundiales y el gabinete de Maduro. A su vez, denunciaron el uso de las fuerzas contra las manifestaciones realizadas en el país suramericano que han dejado un saldo de múltiples heridos y fallecidos.

“Desde la secretaria general se insta a las potencias extraregionales a respetar los instrumentos interamericanos y abstenerse de apoyar a un régimen ilegítimo. Todo este caos resultante genera pobreza, hambruna, enfermedades, violencia, inestabilidad y una espiral descendente que constituye una amenaza para la paz y la seguridad de la región”, agregó Koncke.

En este sentido, el portavoz indicó que las múltiples consecuencias de la intervención de países como Cuba, Rusia o China en los asuntos de Venezuela recuerdan “la necesidad de proteger al pueblo venezolano que se encuentra en esta trágica situación”.

Resolución para condenar la injerencia

El embajador de EEUU ante la OEA, Carlos Trujillo, desveló por su parte que varios países están preparando una resolución para condenar la “injerencia” en Venezuela de los Gobiernos de Cuba, China y Rusia, que respaldan al presidente venezolano, Nicolás Maduro.

En declaraciones a la prensa, Trujillo consideró que la reunión de hoy ha sido un “primer paso para aumentar la presión multilateral” y adelantó que, “de ahí, se va a una resolución condenando los actos de Rusia, Cuba y China en la región, más en el tema de Venezuela”.

El diplomático estadounidense rechazó concretar cuándo se presentará la resolución, un instrumento que sirve para fijar la posición de la OEA sobre un asunto y puede tener consecuencias en la política exterior de las naciones que la suscriben.

Preguntado sobre si EE.UU. será uno de los países que presenten esa iniciativa, se limitó a responder “dependiendo de la resolución” y dijo que aún queda trabajo por hacer.

No obstante, Trujillo subrayó: “Los países creo que tienen que marcar que están en contra de la intervención militar china, cubana y rusa en las Américas y que (esos países) son responsables de la falta de estabilidad que está existiendo hoy en día, que está viviendo el pueblo venezolano”.

EEUU opina que la campaña contra Maduro de Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por 54 países, no ha triunfado hasta ahora debido a la influencia de unos 25.000 cubanos que presuntamente actúan dentro de la estructura castrense y de inteligencia del país.

El Gobierno de Cuba sostiene, sin embargo, que no mantiene efectivos militares y de seguridad en Venezuela, y este mes acusó a Washington de “mentir descaradamente” sobre ese punto.

El Consejo Permanente de la OEA necesita el voto a favor de 18 de sus 34 miembros activos para aprobar cualquier resolución.

Con información de EFE.

Comments

Comments are closed.