El representante especial de Estados Unidos para la crisis en Venezuela, Elliott Abrams, dijo este martes que Rusia debería presionar al presidente Nicolás Maduro para evitar situaciones de violencia en el país, después de que un grupo de militares se sublevaran en apoyo al líder opositor.

“Los rusos han estado jugando un rol que ayuda muy poco. Sí ayudarían que hicieran un llamado a la no violencia”, dijo Abrams a la prensa.

“Una de las cosas que hemos visto hoy son algunos casos de violencia de parte de las fuerzas de seguridad venezolanas contra civiles desarmados e inocentes”, dijo.

Durante la jornada Rusia acusó a Juan Guaidó, reconocido por más de 50 países como presidente interino, de alimentar el conflicto y llamó a una negociación, una opción que Washington rechaza.

Abrams dijo que intercambió mensajes con Guaidó cerca de las 18H00 GMT de este martes y que el líder opositor parecía “optimista y determinado”.

El funcionario estadounidense también resaltó el hecho de que Maduro no ha sido visto en actos públicos durante la agitada jornada.

“Normalmente uno lo interpretaría como un signo de que no está seguro del apoyo que tiene”, indicó Abrams, que calificó la situación en Venezuela como “confusa” AFP

Comments

Comments are closed.