Hace poco más de un siglo, en el año 1922, la costa este del lago de Maracaibo atrajo la mirada del mundo la mañana del 14 de diciembre cuando los suelos se estremecieron y de la superficie comenzó brotar el oro negro.

A partir de entonces el estilo de vida en el lugar cambió por completo. La costa este del lago de Maracaibo pasó de ser una zona altamente rural y pobre, a convertirse en la sede de decenas de empresas trasnacional que ocuparon el lugar de campesinos en indígenas.

Según datos reseñados por la ABC, solo en un año los habitantes del lugar pasaron de ser 3.000 a 30.000. La entidad vivió un cambio veloz con la construcción de clubes sociales, escuelas, hospitales y centros culturales.

Todo esto ha cambiado drásticamente en los últimos años, en el marco de una grave crisis económica con una inflación que el FMI estima para este año en 10.000.000%. Otro aspecto que afecta duramente en especial a esta región son los constantes cortes de electricidad, que mantienen paralizadas todas las actividades cotidianas de la población.

“El 95% del comercio en Maracaibo está cerrado y las pérdidas nacionales desde el sector ya suman 230 millones de dólares diarios por la paralización”, afirmó para ABC Ezio Angelini, presidente de la Cámara de Comercio de Maracaibo.

Para leer el texto completo, haga click aquí.

Comments

Comments are closed.