La situación de los militares venezolanos que desertaron en la frontera y que ahora se encuentran en Colombia, es cada vez más preocupante por el “abandono” del presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó.

La directora de Operación Libertad Frontera, Natasha Duque indicó que si bien es opositora, también considera que se han “direccionado equivocadamente las responsabilidades”.

“En cuanto a los militares, estoy un poquito triste, porque ellos decidieron hacer ese cambio y ponerse a disposición de él; es un paso fuerte, y ellos vienen a otro país, con esperanza, pero no veo el mejor trato (…) Guaidó tiene muchas cosas en su cabeza”, dijo para La Opinión de Colombia.

Ellos han hablado conmigo y dicen que no vuelven a creer en políticos, y eso es grave. Vinieron con una intención de ayudar y no de ser una carga más para el colombiano, pero están un poco inconformes con el gobierno interino”, prosiguió.

Por otro lado el gerente de la frontera Felipe Muñoz, manifestó que los desertores ya no son uniformados, puesto que cuando cruzaron a Colombia “entregaron su arma, su uniforme, e hicieron una declaración de cesar de manera temporal sus actividades”.

“Esperamos, en los próximos días, tener el anuncio de un plan para ellos, con el fin de que tengan una estancia más organizada en el mediano plazo”, relató el funcionario, quien además contó que Colombia les ha dado un trato “digno y respetuoso” a los exmilitares.

Comments

Comments are closed.