Este sábado, los embajadores designados por Juan Guaidó se reunieron en Colombia para tratar el tema de la crisis política que atraviesa el país, así como “el cese de la usurpación”.

En ese sentido, el canciller del país vecino, Carlos Holmes Trujillo, manifestó que “el objetivo es que Venezuela puedan vivir en democracia y libertad, que el gobierno que tengan sea la consecuencia de la expresión libre de su voluntad mediante un proceso transparente”, a la vez que sostuvo que “las dictaduras no caen de la noche a la mañana”.

El compromiso que vengo a reiterarle a ustedes, que representan la esperanza de la nueva Venezuela y la realidad que se convierte en acciones concretas todos los días, es que el presidente Ivan Duque y el gobierno de Colombia está con ustedes. En los próximos días habrá más reconocimiento a Guaidó”, añadió, a la par que dijo que era una honra para Colombia ser sede de este primer encuentro de embajadores designados por Juan Guaidó.

A su vez alegó que “el desconcierto no podemos sentirlo nosotros, que lo sienta el tirano. Hoy está Guaidó como presidente actual y esa es la realidad”.

Por otro lado, el embajador designado por Guaidó en Estados Unidos, Carlos Vecchio ratificó que dicho encuentro “es clave para avanzar en la ruta planteada por presidente (e) Guaidó, maximizar la presión contra el régimen con respaldo de comunidad internacional, proteger a los venezolanos dentro y fuera del país y conquistar Venezuela libre”.

El embajador de Venezuela ante el Grupo de Lima, Julio Borges, por su parte afirmó que tuvieron “una reunión de articulación, de estrategias para ganar más apoyo a la causa democrática en Venezuela y lograr tener acercamientos con países que puedan convertirse en parte de la solución y no ser parte del problema”.

A la cita, explicó Borges, acudieron “todos los embajadores de América, desde Canadá hasta Argentina, con todo el Caribe incluido”, con el propósito de “poder tener finalmente acciones concretas en diferentes temas de relevancia internacional”.

La de este sábado es la primera de varias reuniones que los embajadores de América elegidos por Guaidó tendrán en Bogotá y se cumple tres meses después de que proclamara haber asumido las competencias de presidente encargado de Venezuela.

La idea, aclaró Borges, “es que este primer trabajo unifique la estrategia internacional, tener planes concretos sobre la ayuda humanitaria y hablar sobre el registro de los venezolanos y el plan de país”.

En los próximos días, el encuentro se llevará a cabo en Europa con los embajadores de esa parte del mundo para “tener todos un solo plan y una sola mirada que es de crecimiento y fuerza hacia Venezuela”, agregó.

Con información de EFE

Comments

Comments are closed.