Un nuevo modus operandi opera a través de las redes sociales para robar divisas y asesinar a las víctimas.

En su mayoría son personas de diversos estados del país que se ven atraídos por publicaciones en las redes de vehículos a un bajo costo.

La engañosa venta es guiada por una mujer de voz y cara atractiva. Cita a los compradores en un sitio estratégico donde deben acudir solos, sin espacio para ningún acompañante.

Desde el inicio la transacción se torna sospechosa. No contestan el teléfono y a último momento, cambian el sitio de encuentro hasta otro punto.

Una vez en el lugar, varios hombres abordan a la víctima, le quitan el dinero que lleva para la compra y también acaban con su vida.

Ya en otra oportunidad, en que se presentaron dos personas, debieron dispararle a ambos y uno sobrevivió. Esperan no volver a cometer el mismo error y por tal motivo le insisten a la víctima que acuda sola.

Según reseñó Caraota Digital, la banda opera normalmente en el estado Trujillo, donde se han registrado ocho decesos durante los primeros cuatro meses del año.

Comments

Comments are closed.