Se acerca el nacimiento del primer bebé del príncipe Enrique y su esposa Meghan, la duquesa de Sussex. La pareja ha mantenido muchos detalles del embarazo y plan de parto en privado y dice que desconocen el sexo de su bebé. Aquí algunos puntos clave sobre lo que será la más reciente adición a la familia real más famosa del mundo.

¿CÓMO NOS ENTERAREMOS DEL NACIMIENTO?

El Palacio de Kensington dice que notificará a la prensa y el público cuando Meghan entre en trabajo de parto.

Enrique ha resentido la cobertura a menudo entrometida de la realeza por parte de la prensa británica y ha bajado el tono de las expectativas sobre la información que se emitirá sobre su bebé. Esto significa que el público no sabrá dónde Meghan dará a luz.

Algunos observadores piensan que optará por un parto natural en casa, lejos de los ojos fisgones en un hospital. La reina Isabel II, abuela de Enrique, tuvo a todos sus hijos en casa, pero el hermano de Enrique, el príncipe Guillermo, y su esposa Kate, la duquesa de Cambridge, optaron por recibir a sus hijos en un hospital en el centro de Londres.

Enrique y Meghan también han indicado que no posarán en la entrada de un hospital con su recién nacido horas después del parto, rompiendo el patrón establecido por Guillermo y Kate. Han indicado que pasarán varios días antes de que muestren a su hijo al mundo.

Kate fue tanto elogiada como criticada por lo glamorosa que lucía cuando saludó a la prensa apenas unas horas después de los nacimientos de sus tres hijos.

¿LLEGARÁ EL BEBÉ A SER REY O REINA?

El bebé será séptimo en la línea de sucesión al trono británico, con lo cual es muy poco probable que llegue a ser monarca.

El actual heredero es el príncipe Carlos, hijo de 70 años de la reina Isabel II. A éste le siguen Guillermo y sus tres hijos: el príncipe Jorge, la princesa Carlota y el príncipe Luis. Entonces viene el padre del nuevo bebé, el príncipe Enrique, y después el recién nacido.

¿SERÁ AL MENOS PRÍNCIPE O PRINCESA?

Esto no ocurrirá automáticamente. En realidad es algo que le corresponde a la reina decidir, aunque Enrique y Meghan también podrían tener voz y voto.

Un decreto emitido por el rey Jorge V en 1917 limita el número de títulos reales grandes de manera que el bebé de Enrique y Meghan será conocido como “Lord” o “Lady” en lugar de como príncipe o princesa. No se convertirá en “su altera real” bajo las reglas actuales.

La reina tiene la autoridad, sin embargo, de intervenir como lo hizo cuando el futuro rey Guillermo y su esposa Kate comenzaron a tener hijos. La reina decretó que todos los hijos de Enrique y Kate, no sólo el primogénito, serían príncipes y princesas.

Podría hacer lo mismo por la prole de Enrique y Meghan, pero los sentimientos de la reina sobre este tema no se han hecho públicos. También es posible que Enrique y Meghan decidan que no quieren la designación especial, con el fin de que el bebé tenga una crianza más normal.

¿CÓMO LLAMARÁN A SU BEBÉ?

Corredores de apuestas entendidos de Londres creen que el bebé es probablemente niña. Tuvieron que cerrar las apuestas sobre el nombre debido al gran volumen que favorecía a una bebita.

Muchos creen que si es niña se llamará Diana, en honor a la difunta madre de Enrique, la princesa Diana, fallecida en un accidente automovilístico en París en 1997. Los bebés reales suelen recibir varios nombres, así que es posible que Diana termine siendo el segundo.

Otras posibilidades incluyen Victoria, Alice, Grace y Elizabeth.

Si es niño, abundan las conjeturas de que se llamará Albert, Arthur o James.

Meghan es una feminista y algunos creen que si es niña la llamará Eleanor tanto por Eleanor Roosevelt, la ex primera dama estadounidense que defendió los derechos de la mujer y los derechos civiles, como por Leonor de Aquitania, reina de Inglaterra en el siglo XXII.

¿SERÁ EL BEBÉ ESTADOUNIDENSE?

Meghan es una adición inusual a la familia real porque es una ciudadana estadounidense de padre blanco y madre afroamericana. Oficiales del palacio dijeron al momento de su compromiso con Enrique que eventualmente planeaba hacerse ciudadana británica, un proceso que puede tomar varios años.

Ella y Enrique podrían decidir pedir la ciudadanía estadounidense para su bebé, para que éste tenga doble nacionalidad, británica y estadounidense. Eso le daría el derecho a vivir y trabajar en Estados Unidos sin necesidad de una visa— y le evitaría los largos procesos de entrada que a menudo enfrentan los visitantes extranjeros al llegar a aeropuertos de Estados Unidos.

Meghan no ha indicado si planea renunciar a su ciudadanía estadounidense una vez que tenga la británica, una decisión que podría impactar sus responsabilidades fiscales pero que no está obligada a tomar bajo la ley británica.

¿DE QUÉ COLOR TENDRÁ EL PELO EL BEBÉ?

Enrique es uno de los pelirrojos más famosos del mundo, pero el color de pelo del bebé se reduce a la genética.

Enrique es 100% pelirrojo, pero no se sabe si Meghan tiene un gen recesivo pelirrojo. Los genetistas dicen que hay un 50% de probabilidad de que el bebé sea pelirrojo si Meghan tiene un gen recesivo pelirrojo y ninguna posibilidad si no lo tiene.

AP.

Comments

Comments are closed.