Desde que el Gobierno de Nicolás Maduro autorizó la entrada de la ayuda humanitaria por medio de la Cruz Roja Internacional, su distribución principalmente a los hospitales han sido desviada y caído en manos inescrupulosas, por lo que ha generado caos y corrupción, así lo denunciaron vecinos organizados y algunas oenegé del sector salud.

En este sentido, un reportaje realizado por el diario ABC, afirma dicha situación y recoge testimonios de una venezolana quien explicó que “si usted se va a Catia, ya están vendiendo los potes de agua y las tabletas para potabilizar el agua. Eso no se hace, señores. La idea es que entraran los medicamentos y se los dieran a los hospitales. Los pacientes crónicos nos estamos muriendo en este país”.

Por su parte, Margot Monasterios, quien es miembro de la ONG del Hospital Universitario de Caracas, aseveró a través de una rueda de prensa, que se sienten víctimas del “régimen” de Maduro y añadió que “ya basta de burlarse y de lucrarse con la ayuda humanitaria”, aseveró.

Cabe mencionar que el año pasado, la Cruz Roja Internacional, envió a Caracas alrededor de 70 millones de dólares en productos y equipos médicos. Sin embargó el Gobierno de Nicolás Maduro, los almacenó en unos galpones de los Valles del Tuy, y en lugar de trasladar la ayuda a los centros de salud “se están perdiendo y desapareciendo por los ladrones”.

Comments

Comments are closed.