El ex ministro de Petróleo, Rafael Ramírez, acusó al Gobierno de Nicolás Maduro de pretender “destruir” a todo aquel dirigente político que se manifieste abiertamente en su contra mediante el uso de los recursos del Estado.

“Nicolás Maduro decide junto a su círculo íntimo, destruir a quien considere su enemigo, bien porque es un obstáculo para su propio plan político; o porque, sencillamente, trata de neutralizar o destruir a los dirigentes políticos, en especial, a quienes lo adversamos desde el campo revolucionario” afirmó.

Dijo que hay sectores opositores que tienen un “negocio lucrativo” con el Gobierno.

“En el caso de los sectores de la oposición, se ha creado un negocio muy lucrativo, que se paga en dólares y muy bien. Son algunos de los autoproclamados “periodistas de investigación”, “influencers del tuiter”, que realmente son operadores políticos, reciben fondos del exterior, incluso de los operadores económicos del madurismo, algunos tienen sus propios portales, trabajan para grandes corporaciones mediáticas con claras posiciones políticas; allí se montan ollas internacionales, se trabaja para grupos de interés muy poderosos, a veces para el gobierno, a sueldo de organizaciones extranjeras”, denunció en su columna semanal.

“Muchas veces, más de lo que sus seguidores se imaginan, reciben dinero del madurismo, trabajan para ambos lados, para el que le pague mejor. Igual hacen ciertos diputados de oposición que se “desgarran” las vestiduras, de un discurso procaz, amenazan y “amagan”, pero están acordados con el madurismo, reciben dinero y favores. En la Asamblea Nacional, hay ciertos diputados que participan en el linchamiento o ataque a los enemigos del madurismo, desmovilizan a la oposición”, sumó.

Comments

Comments are closed.