En un periodo de un año, entre noviembre de 2017 y noviembre de 2018, al menos 3.170 cajeros automáticos distribuidos en todo el país fueron declarados obsoletos.

Según relató una fuente vinculada al sector financiero, se requiere una cantidad de 2 millones de dólares para el mantenimiento de los equipos de autoservicio de alguna entidad bancaria desplegados en todo el territorio nacional.

En este sentido, aunque es un servicio con alta demanda resulta poco rentable para los bancos, que optan por clausurarlos o utilizar los repuestos para el mantenimiento de otras máquinas.

Aunado a ello, se estima que la vida útil de estos artefactos es de siete años, mientras que en Venezuela algunos ya cumplen hasta 15 años sin ser reemplazados.

Por estado

De acuerdo con lo reseñado por Crónica Uno, una de las regiones más afectadas es el estado Miranda, donde de 1.397 unidades registradas se perdieron 498 en un año.

La cifra es peor en la capital del país, donde 613 cajeros automáticos fueron declarados fuera de servicio, actualmente Caracas cuenta tan solo con 954 disponibles y no todos cuentan con efectivo las 24 horas del día.

En lugares como Zulia, Táchira y Carabobo, afectados además por los constantes cortes de energía eléctrica, se registraron 358, 206 y 223 cajeros obsoletos, respectivamente.

Por otra parte, los estados con menor cantidad de unidades son Amazonas con 21, Apure con 48, Delta Amacuro con 16, Cojedes con 45 y Yaracuy con 84.

Comments

Comments are closed.