Durante el asueto de Semana Santa en Venezuela, era un fijo ir a la playa en La Guaira, sin embargo debido a la crisis por la cual atraviesa el país, esto se hace cuesta arriba para los venezolanos.

María Pimentel, quien junto a su familia esperaba autobús en la estación de Gato Negro, para trasladarse hasta la playa, dijo que la situación de este año, era distinta a la de años anteriores. “No hay gente, nosotros llegamos hace 10 minutos y ya vamos a abordar el autobús, en años anteriores, las colas eran enormes a esta hora, la gente no salió”, destacó.

A su vez dijo que llevaba consigo “unas arepas y jugo para gastar lo mínimo posible, me dijeron que un toldo está costando hasta Bs 10.000, así que gastaremos unicamente lo necesario”.

Con información de Caraota Digital.

Comments

Comments are closed.