La Diócesis de Cúcuta de Colombia, donó un millón de hostias para los feligreses venezolanos durante la Semana Santa.

Ante la escasez de harina de trigo para fabricar las hostias, la cúpula de esa región fronteriza con Venezuela se ofreció a enviar las pequeñas hojuelas blancas, así lo manifestó el Obispo Mario Moronta, encargado de la Diócesis de San Cristóbal.

Se puso conocer que del vecino país también enviaron 50 litros de vino para consagrar. La donación llegó el 13 de abril y fue distribuida en 90 iglesias de la región.

La Diócesis de Cúcuta y otras diócesis colombianas envían ayudas, desde insumos médicos que tenemos que conseguir para personas”, destacó Moronta, reseñado por Reuters.

Por otro lado la máxima autoridad de la iglesia en esa zona, dijo que “ojalá quienes tienen que tomar la decisión de abrir la frontera lo hagan, primero porque es un derecho humano (…). Si la frontera estuviera abierta, más ayuda pudiera entrar”.

Comments

Comments are closed.