Luego de los cortes de energía eléctrica que afectaron a toda Venezuela durante el mes de marzo y que el Gobierno de Nicolás Maduro atribuyó a presuntos ataques impulsados por Estados Unidos, Rusia informó que proporcionará asistencia al país latinoamericano para investigar estos hechos.

“El sector energético de Venezuela sufrió el 7 de marzo un ataque desde extranjero, según los datos del gobierno legítimo encabezado por el presidente Nicolás Maduro y la información de otras fuentes fidedignas”, recordó el viceministro de Exteriores ruso Oleg Siromólotov para Sputnik.

El diplomático agregó que “se trató de ejercer una influencia integral a distancia en los sistemas de control de las principales estaciones distribuidoras de la energía eléctrica, cuyos equipos se habían fabricado en una de las naciones de Occidente”.

A principios de este mes, el Gobierno de Maduro había solicitado a Rusia piezas de repuesto para solventar los problemas en el Sistema Eléctrico Nacional (SEN), afectado por múltiples apagones. Aunque los de mayor gravedad se produjeron el pasado mes de marzo, privando a casi toda Venezuela del suministro de energía y agua, persisten actualmente racionamientos en distintas horas del día en el interior del país.

El vicecanciller ruso añadió que están en la disposición de brindar “a los amigos venezolanos toda la ayuda necesaria en respuesta a las peticiones del Gobierno legítimo”.

Según el portavoz, los autores de los presuntos ataques a las instalaciones de energía conocían bien su vulnerabilidad.

“Tanto ellos como los que están detrás de ese sabotaje son responsables de la muerte de personas en los hospitales que se han quedado sin luz”, refutó.

Comments

Comments are closed.