En el primer trimestre del año se han producido un total de 6.211 protestas en Venezuela, una media de 69 diarias, para reclamar un cambio político o denunciar la precariedad de los servicios públicos, con un saldo de más de 50 muertos, según el informe trimestral del Observatorio Venezolano de la Conflictividad Social (OVCS).

El OVCS ha indicado que esta cifra supone un aumento del 157 por ciento respecto a los primeros tres meses de 2018, año que registró un “récord histórico” de protestas en Venezuela (12.715) y un 395 por ciento en comparación con el mismo periodo de 2017.

“Las protestas se han escenificado en todo el territorio nacional, desde las que respaldan a convocatorias políticas o gremiales hasta aquellas que surgen espontáneamente según las necesidades de los ciudadanos”, ha señalado la organización venezolana.

La mayoría, el 51 por ciento, fueron “para exigir derechos económicos, sociales, culturales y ambientales” porque, ante el avance acelerado de la “emergencia humanitaria”, “los venezolanos ven disminuidas sus posibilidades de disfrutar una vida digna”.

Por derechos, los más demandados han sido los de tipo político. En estos 90 días se han producido 2.820 “acciones de calle”, una media de 31 diarias, lo que demuestra que “la población ha recobrado la lucha para exigir un cambio de rumbo en la conducción del país”.

El OVCS ha destacado el papel del líder opositor Juan Guaidó, que el pasado 23 de enero se autoproclamó “presidente encargado” de Venezuela. En su opinión, “se ha convertido en una figura clave para conducir los cambios que demandan los ciudadanos de forma pacífica y democrática”.

El segundo lugar es para las protestas por el “colapso” de los servicios básicos, con 1.668, unas 19 diarias. Destacan las 1.032 manifestaciones por “la decadencia del servicio de energía”. En concreto, desde el 7 de marzo, cuando comenzó la última ola de apagones, se han producido 994.

Las protestas de los trabajadores ocupan el tercer lugar. Los venezolanos protagonizaron 1.125 -13 diarias- para exigir derechos laborales, especialmente “la protección del salario ante una desenfrenada hiperinflación que diluye cualquier remuneración o contrato colectivo”.

“El último ajuste del salario, que llevó la remuneración básica a 18.000 bolívares, no permite hoy a un trabajador cubrir para sí ni para su familia las necesidades básicas, como establece la Constitución”, ha enfatizado.

Más de 50 muertos

El OVCS ha denunciado que “el sistema de represión continúa siendo la respuesta del régimen de (Nicolás) Maduro para contener el creciente descontento”, lo cual arroja un saldo de 51 manifestantes muertos en lo que va de 2019.

Así, ha acusado al presidente venezolano de emplear “grupos de exterminio conformados por comandos de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), Guardia Nacional Bolivariana (GNB), colectivos paramilitares y las Redes de Articulación y Acción Sociopolítica (Rass)”.

OVCS ha llamado la atención sobre el hecho de que “la escalada de violencia y represión contra manifestantes pacíficos ha sido promovida por el propio Maduro a través de llamados públicos a grupos de civiles y funcionarios de los cuerpos de seguridad a la resistencia activa en defensa de la revolución”.

“Elecciones libres”

En este contexto, el OVCS ha abogado por “avanzar hacia un proceso de transición para retomar la democracia, el Estado de Derecho y las libertades en Venezuela, mediante la realización de elecciones libres y transparentes”.

También ha pedido “realizar las investigaciones pertinentes, de manera independiente, expedita y oportuna”, para establecer las responsabilidades correspondientes por la muerte de manifestantes, los “tratos crueles, inhumanos o degradantes” y las “detenciones arbitrarias” que se han cometido en el marco de las protestas.

Asimismo, ha reiterado “la necesidad de que Venezuela reciba la cooperación humanitaria internacional como mecanismo inmediato de ayuda a las familias venezolanas que sufren la grave crisis actual”.

“Los datos de este período reflejan la preocupación de los ciudadanos frente a temas medulares para su subsistencia: alimentación, salud, empleo y servicios básicos”, ha subrayado. Europa Press

Comments

Comments are closed.