Venezuela acusó este lunes a Canadá de acompañar la “aventura guerrerista” del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tras el anuncio de nuevas sanciones de Ottawa contra altos funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro.

“Al acompañar la aventura guerrerista y criminal de Donald Trump contra Venezuela, el primer ministro (Justin) Trudeau ha anulado a Canadá como un actor confiable para el diálogo“, señaló la cancillería venezolana en un comunicado.

El gobierno de Maduro rechazó “categóricamente” las sanciones y acusó a Canadá de haberse “quitado la máscara”.

“Su alianza con criminales de guerra que han declarado su intención de destruir la economía venezolana para infligir sufrimiento al pueblo y saquear las riquezas del país, evidencia la hipócrita actitud del gobierno de Ottawa en su impostada preocupación por los derechos humanos”, subraya el texto.

La cuarta ronda de sanciones afecta al canciller Jorge Arreaza y a otras 42 personas, incluyendo ministros y gobernadores, a quienes Canadá acusa de ser “responsables del deterioro de la situación en Venezuela”.

Las medidas implican la congelación de activos y la prohibición de realizar transacciones con entidades canadienses.

Canadá forma parte de los más de 50 países que reconocen al jefe del Parlamento, Juan Guaidó, como presidente interino del país petrolero.

Guaidó se proclamó el pasado 23 de enero luego de que el Parlamento de mayoría opositora declara que Maduro usurpa la presidencia por haber sido reelegido en comicios que considera fraudulentos.

Estados Unidos encabeza la presión internacional para sacar a Maduro del poder y ha aplicado sanciones financieras y petroleras contra la colapsada economía venezolana.

Con los 43 sancionados este lunes, suman 113 los funcionarios del gobierno de Venezuela objeto de medidas punitivas de Canadá desde 2017, entre los que están el propio Maduro y su esposa Cilia Flores, así como el ministro de Defensa, Vladimir Padrino.

AFP.

Comments

Comments are closed.