La Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (Codhez), a través de un comunicado, manifestó que el Estado “no otorga garantías mínimas a los zulianos para poder vivir en paz”.

Además señaló que los zulianos “viven con la incertidumbre de no saber si podrán comprar alimentos, si podrán trabajar y cumplir las jornadas completas, ir a la escuela o recibir la atención médica que necesitan”.

Por su parte, hicieron un llamado a Michelle Bachelet, la alta comisionada para los DDHH de la ONU, a que visite con anterioridad Venezuela, y pueda constatar la situación. “Esta visita debería establecer un encuentro con las comunidades más afectadas por la crisis eléctrica, además de constatar la situación de los centros asistenciales y las unidades de diálisis. La visita debe asegurar un encuentro con todos los actores involucrados y realizarse en un entorno independiente, imparcial y objetivo de acuerdo con las exigencias del mandato que impone Naciones Unidas”, reseña.

A su vez la ONG recalcó que desde que comenzaron los apagones el pasado siete de marzo, “el Zulia no ha vuelto a la normalidad (…) La región continúa afectada por los apagones generales y además padece cotidianamente un desordenado esquema de racionamiento eléctrico que la mantiene, en promedio, de 18 a 20 horas diarias sin electricidad”, reseñó el diario La Verdad.

En dicho comunicado, resalta que al no tener servicio de electricidad, también carecen de otros como agua, alimentación, salud, educación, trabajo, entre otros.

Comments

Comments are closed.